Site

Policías locales por un día

Policías locales por un día

Alumnos de Infantil visitan las instalaciones de la Jefatura de Carretera de Cádiz y participan en simulacros La iniciativa pretende acercar el trabajo de los agentes a los niños

Más de 50 alumnos de Educación Infantil visitaron ayer las instalaciones de la Jefatura de la Policía Local de barrio del distrito Carretera de Cádiz. La jornada comenzó hacia las 11:00 con la llegada de escolares pertenecientes al colegio Divino Pastor que, con la misma entrega que si de un auténtico efectivo se tratara, adoptaron el rol de agente de la autoridad y se implicaron en las actividades programadas.

La primera toma de contacto fue tranquilizadora. «Siempre que tengáis un problema, podéis acudir a nosotros», recalcaba un policía. Ilusionados y con expectación, los niños siguieron las instrucciones de los funcionarios que participaron en la iniciativa (uno con vehículo patrulla de cuatro ruedas, otro en moto y un tercero en bicicleta policial).

En fila india, accedieron a una zona de uso restringido que los agentes, para hacerse entender, llamaron «de recreo». En ella los alumnos comprobaron la concienciación de los efectivos con el medio ambiente. «Somos policías ecológicos. Debemos depositar los envases en el contenedor correspondiente», afirmaba una de las funcionarias.

El siguiente escenario era la sala de briefing, donde, según explicaron a los escolares, los jefes «pasan lista» a diario y encomiendan un trabajo a cada agente. Llegaba el momento de llevar la teoría a la práctica, de forma que mientras uno de los niños hacía de mando policial para proporcionar las directrices a sus subordinados, otros acataban las órdenes. Fue entonces cuando por radio, como parte del simulacro, alertaban de que un perro que andaba suelto podría morder a una persona. Había que apresurarse y salir a la calle.

La misma dinámica mantuvieron los efectivos con los alumnos de Infantil del colegio Paulo Freire, que llegaron hacia las 12:00. En él estudia Roberto, que a sus 6 años aseguraba conocer la figura del policía. «Salvan la vida de una persona cuando tiene miedo. No sólo ponen multas».

La iniciativa surgió después de que María Victoria García, una de las profesoras del colegio Vicente Aleixandre, le propusiera a un policía local que se encontraba regulando el tráfico que los agentes visitaran el colegio. La respuesta fue casi inmediata y la experiencia muy gratificante. «Se trata de acercar la realidad a los niños, que serán también futuros ciudadanos», afirma.

Con ello daba después comienzo la campaña Papás, he conocido a mi policía local, en la que este curso escolar ya han participado unos 500 alumnos. Muchos de ellos han elaborado como obsequio varios murales, entre los que destaca un mensaje revelador. «Queremos que la policía que nos protege esté protegida con chalecos y cascos».

Juan Francisco, oficial de este cuerpo policial, señalaba el «impacto» que la actividad ha tenido entre los niños y en la «motivación» de los funcionarios.

Fuente de la noticia>>

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply

You must be logged in to post a comment.