Site

Noticias

La «tolerancia cero» del Papa Francisco: Importantes condenas a sacerdotes pederastas

La «tolerancia cero» del Papa Francisco: Importantes condenas a sacerdotes pederastas

La Congregación para la Doctrina de la Fe ratifica la sentencia contra el sacerdote que fundó el banco de alimentos de Italia

La Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) ha sancionado recientemente los casos de dos clérigos pederastas: el ex-nuncio apostólico en República Dominicana, y un sacerdote italiano condenado en segunda instancia a una vida de aislamiento y oración.  Asimismo, siguen los trabajos de la Comisión para la Protección de los Menores, mientras se espera la próxima semana el primer encuentro privado entre el Papa Francisco y las víctimas de abusos.

(más…)

Los Mossos investigan una presunta agresión racista en el Metro de Barcelona

Los Mossos investigan una presunta agresión racista en el Metro de Barcelona

Los Mossos d’Esquadra investigan una presunta agresión racista sucedida en el Metro de Barcelona, después de la difusión de unas imágenes en las que se ve a un joven rubio golpear a otro con rasgos orientales, mientras varios pasajeros intentan separarlos.
La grabación está circulando por las redes sociales e incluso el diputado catalán de la CUP David Fernández ha pedido la ayuda de los usuarios para identificar al autor del ataque, que acaba cuando el joven agredido consigue salir del vagón en una estación de la línea 1.
La policía autonómica ha indicado a Efe que está investigando cuándo y dónde exactamente ocurrió la agresión, ya que de momento no dispone de más datos sobre este suceso. Además, los Mossos d’Esquadra han explicado que están haciendo las gestiones pertinentes para ubicar los hechos e identificar tanto a la víctima como al agresor.

(más…)

¿Quién teme al ‘ciberdelincuente’?

¿Quién teme al ‘ciberdelincuente’?

Estamos rodeados. La tecnología casi nos sale por los poros. A través del ordenador ya se pueden realizar mil y una gestiones, que en los últimos años se han extendido a los teléfonos móviles e incluso a las televisiones. Desde cualquier lugar se puede comprar a través de Internet, pedir cita con el médico o ampliar el número de amigos. Pero todo ying tiene su yang. Y es que los hay que aprovechan las nuevas tecnologías para cometer ciberdelitos. Solo entre mayo de 2013 y mayo de 2014, la Comisaría complutense ha recibido cerca de 700 denuncias relacionadas con este ámbito, de las que se han esclarecido casi el 50% de los casos. 85 cibercriminales han sido arrestados.

(más…)

La OMS alertan a los países del oeste de África ante el avance del brote del ébola

La OMS alertan a los países del oeste de África ante el avance del brote del ébola

En África el brote de ébola continúa su avance. Tras extenderse por Guinea y Liberia, la epidemia ha llegado ahora a Sierra Leona donde cerca de 50 personas han fallecido. La Organización Mundial de la Salud ha convocado una reunión urgente para reunirse con los tres países afectados y encontrar una solución para frenar los contagios.

(más…)

Miles de menores sirios arriesgarán su vida en el Mediterráneo este verano

Miles de menores sirios arriesgarán su vida en el Mediterráneo este verano

‘Save the Children’ prevé que el número de desplazamientos de inmigrantes sirios por el Mediterráneo aumente durante el verano, con el peligro que estos viajes suponen para las familias que arriesgan sus vidas y, en concreto, para los niños. Solo a finales de mayo, las autoridades italianas rescataron en el mar a 3.800 menores procedentes de Siria y Eritrea.

El informe ‘El barco es seguro y otras mentiras: por qué las familias sirias están arriesgando todo para llegar a Europa’, elaborado por esta organización, recoge las experiencias de los inmigrantes que buscan llegar a Europa por mar. Aunque la llegada de embarcaciones se redujo durante el invierno, aumentó a partir de abril, cuando las autoridades italianas rescataron a 16.700 inmigrantes, y se espera un incremento todavía mayor ahora que empieza «la temporada del barco».

(más…)

Declara ante la Guardia Civil el dueño de harinas para piensos Dasy

Declara ante la Guardia Civil el dueño de harinas para piensos Dasy

Ya son 27 los detenidos e imputados en la investigación sobre el uso de cadáveres de animales en la fabricación de harinas

José María Gimeno, propietario del grupo Proteínas y Grasas Gimeno (PGG) y de la empresa ursaonense Dasy, declaró ayer ante la Guardia Civil en relación con la investigación que lleva a cabo el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Osuna sobre el presunto uso de cadáveres de animales enfermos para obtener harinas y grasas destinadas a elaborar piensos para pollos, vacas y terneras, entrando así en la cadena alimentaria humana.

(más…)

Capturaron a delincuente por dejar abierto su Facebook en la casa donde entró a robar

Capturaron a delincuente por dejar abierto su Facebook en la casa donde entró a robar

Un hombre de Minnesota, en Estados Unidos, volvió a su casa para descubrir que estaba abierta, que faltaba dinero y otros objetos y que el supuesto ladrón había dejado su cuenta de Facebook abierta en el ordenador de la vivienda asaltada.
Nicholas Wig, de 26 años, fue acusado de robo en segundo grado, también dejó sus pantalones mojados y su cinturón en el suelo junto al ordenador, según la denuncia penal.

(más…)

Los menores ya representan el 20% de los usuarios en los comedores de Casa Caridad

Los menores ya representan el 20% de los usuarios en los comedores de Casa Caridad

Desde entonces, la institución ha pasado de una media de 65 atendidos al día a entre 160-180 este mismo mes valencia. El número de atenciones a personas necesitadas realizadas por Casa Caridad ha aumentado un 2,7%, con 435.121 personas atendidas en 2013. La cifra, además, duplica las de hace cinco años. Pero esta no es la única novedad que arroja el informe anual de la organización. Los menores que hacen uso de sus recursos sociales ya suponen dos de cada diez del total.

Esta atención a menores se ha incrementado especialmente desde el 1 de junio, con el fin de las becas de comedor en las escuelas valencianas. Desde entonces, Casa Caridad ha pasado de una media de 65 atendidos al día a entre 160-180 este mismo mes, una tendencia que ya notaron en periodos vacacionales como Fallas o Semana Santa.

«En Casa Caridad hemos detectado que las personas que hacen uso de estos servicios han necesitado durante más tiempo de ayuda alimentaria, lo que significa que su situación se alarga en el tiempo», explicó Luis Miralles, vicepresidente encargado de Asuntos Sociales y Voluntariado. Además, apuntan a una tendencia al alza de los usuarios españoles, que ya representan el 42% del total frente al 30% de hace cinco años. En total, el pasado ejercicio se repartieron 376.544 raciones de alimento, un 3% más que en 2012, principalmente a causa de la apertura del comedor social de Paterna y del funcionamiento continuo del situado en la calle Santa Cruz de Tenerife.

El albergue de la Casa Caridad registró 18.933 pernoctaciones de personas sin hogar durante 2013, mayoritariamente hombres españoles, con un ligero ascenso de las personas de entre 21 a 40 años atendidas (38%) lo que supone un rejuvenecimiento de las personas sin hogar.

Fuente de la noticia>>

 

Nuevas avenidas del resentimiento

Nuevas avenidas del resentimiento

Ciberamenazas. Al ampliarse a la Web el campo de batalla de la opinión, el antisemitismo, la xenofobia y la misoginia se apoderan de los comentarios.

“Veo que no sos muy atractiva; igual puedo esforzarme en violarte”; “Estoy contento de vivir en tu mismo barrio. Todas las tardes miro al cielo y pienso que un día de estos te voy a violar. Y después te voy a cortar la cabeza”: estos eran los comentarios a un artículo escrito por la estadounidense Amanda Hess.

Para los autores y periodistas la aparición de Internet representó una expansión providencial de la audiencia y la posibilidad de multiplicar su opinión y contactar al lector de manera personal. En el siglo XXI los grandes escritores descendientes de la era de la imprenta fueron pasados a relevo por un ejército de internautas que desprecian la argumentación, entusiastas cultores del comentario descalificador, que reproduce los pulgares del circo romano. Cada día un nuevo usuario pone en su perfil de Facebook que es periodista y ejerce a su modo la indagación de lo real. Pero 20 años después de la expansión masiva del correo electrónico, Internet empezó a ser una criatura impredecible con móviles propios.

“No me gusta lo que escribís. Y voy a matarte. Te lo prometo.” “En este momento estoy pasando frente a tu casa”. Eran las 5 y 30 de la mañana cuando la periodista Amanda Hess , que escribe columnas sobre vida cotidiana y sexualidad, empezó a recibir en su celular mensajes de este tenor. Estos se replicaban en su cuenta de Twitter. Alguien llamado Headlessfemalepig (Cerdasincabeza) había creado una cuenta especialmente para atormentarla. Y quizá también para ejecutar algunas de sus amenazas. ¿Cómo saberlo? ¿La apelación a una identidad falsa pone en duda la veracidad del acosador? En todo caso, ¿a quién pedir auxilio? ¿Al 911? ¿Cómo explicarle a la policía que una cuenta de Twitter te quiere matar? En un extenso artículo publicado en enero en el Pacific Standard , Hess describió en una vibrante primera persona la clase de ordalía que le espera a una periodista bajo la siguiente pregunta: “¿Por qué las mujeres que escribimos no somos bienvenidas en Internet?” Amanda reflexionaba que las amenazas existieron, fueron reales. No por haber sido enviadas por Twitter eran menos acechantes que el anónimo en el teléfono o enviado por carta. Su alegato contra los comentarios misoginos se viralizó y acabó inspirando una columna en The New York Times Comentar o no comentar
Con motivo del Salón del Libro, en marzo, revista Ñ publicó en las páginas diarias de Clarín una extensa entrevista a Susana Rinaldi hecha en París. Rinaldi ha manifestado su adhesión al oficialismo. Cinco minutos después de subir, la pieza motivaba unos comentarios ofensivos irreproducibles, que invariablemente comenzaban con una descalificación misógina, para luego acusarla por sus convicciones.

Si bien Hess afirmaba que el comentario misógino es la primera injuria, los comentarios infames del más variado signo crecen en virulencia y se han sistematizado en la prensa del mundo entero. Esa columna de expresiones sin filtro, que pueden ser moderadas sólo por palabras clave, construye sus pisos con misoginia, xenofobia y antisemitismo. Son todas expresiones que consideramos meramente discursivas, sin calibrar su peligrosidad. Ni su capacidad de contagio… Se trata de las nuevas autopistas del resentimiento social y la segregación, dentro de la superpoblada metrópolis de la Web. Ya no se trata del clásico troll aislado, que sobresaltaba al bloguero virgen. Hoy el de comentarista es un oficio asalariado; así como existen blogueros K, los hay anti K. Es notorio que estos actores anónimos serán combustibles de la pelea política en toda democracia. De hecho, desde hace ya tiempo la mayoría de los diarios online discuten ventajas y deméritos de la apertura –total, relativa o nula– de comentarios a sus notas. Y esa será una divisoria de aguas importante en el futuro.

Algunos argumentan que cerrar los comentarios lesiona derechos no sólo de acceso sino también de expresión: podría ser interpretable como una nueva forma de censura. Pero también están quienes creen que los comentarios, lejos de promover la discusión, la licúan en ofensas y descalificaciones. ¿Para quién se escriben los diarios? ¿Para los comentaristas? ¿Y para quiénes más? Hess diría: “para los acosadores seriales”.

La Web no es una burbuja; se trata de un lugar lleno de ruido. El mundo virtual empieza a ser por lo menos la decidida ampliación de las fuerzas que se despliegan en el mundo real. Desde sus inicios lo fue, cuando comenzó siendo la arena de lucha de intereses económicos, militares y políticos. En un ensayo de 1992 el autor de ciencia ficción Bruce Sterling se preguntaba por qué la gente quería cada vez más estar en Internet. La respuesta de entonces era “por la libertad”. Para Sterling, Internet en aquellos años todavía podía parecer el raro ejemplo de una anarquía moderna y verdadera: “No existe una Internet S.A. No hay censores oficiales, ni jefes, ni junta directiva, ni accionistas.” ¿Es verdad que hace 20 años Internet era así? Pues bien, ahora ya no lo es.

Fuego cruzado
La británica Caroline Criado-Perez es la más famosa destinataria en lengua inglesa de “amenazas en línea”. Eso ocurrió después de que ella pidiera al gobierno británico que pusiera más rostros de mujeres en los billetes ingleses (cuando el Banco de Inglaterra anunció sus intenciones de reemplazar a Elizabeth Fry con Winston Churchill en el billete de £5): “¿El Banco de Inglaterra no podría hacer un pequeño esfuerzo por poner a una mujer que no haya sido reina en alguna de sus monedas?” Después de eso las amenazas de violación y de muerte se empezaron a multiplicar en su cuenta de Twitter. “Creo que podría violarte. ¿Qué te parece mañana a las 21? ¿Nos encontramos cerca de tu casa?” Así es como podemos arribar a una primera conclusión: los comentarios misóginos, antisemitas y xenófobos son hechos por sujetos pro-monárquicos…

En Teoría King Kong (2006), la feminista punk Virginie Despentes escribió que en la etapa que sigue a la violación de una mujer la única actitud que el machismo tolera es que la víctima se señale y dirija contra sí misma la violencia recibida. Pero Despentes dice más: que el machismo, la descalificación de la mujer y la violación son las diferentes formas de una “guerra civil” contemporánea. Quizá por eso ella, que hizo dedo y fue violada, volvió a hacer dedo, negándose a dirigir contra sí misma la violencia recibida. Quizá algo de todo esto haya impulsado a Criado-Perez a reenviar a todos sus seguidores de Twitter cada uno de los mensajes que sus acosadores le enviaban. Sus acosadores también comenzaron a recibir en sus cuentas de Twitter cuotas multiplicadas de la violencia que habían enviado.

Anónimos en el banquillo
Una cuestión jurídica y policial se aloja detrás de todo esto. Si hay usuarios de Internet que franquean los límites entre lo real y lo virtual, pregonando amenazas de violación y muerte, también hay otros que reclaman garantías para sus derechos. ¿A quiénes deberían elevar sus reclamos? ¿A la policía? ¿A los jueces? ¿Al Estado? ¿A los directivos de las redes sociales? ¿A las empresas proveedoras de Internet? En los Estados Unidos, donde se supone que debería existir la mayor legislación sobre el asunto, sólo hay tres leyes federales que se aplican a los casos de “acoso cibernético”. La primera de esas leyes fue aprobada para abordar el acoso a través de correo postal, por telegrama o por teléfono. Eso ocurrió en 1934, ocho décadas después de que Antonio Meucci inventara el teléfono. Si Internet comenzó su carrera de masificación en 1992, eso hace suponer que una buena legislación para Internet quizá sea posible en 2072.

En Ampliación del campo de batalla el novelista francés Michel Houellebecq sostiene que, después del dinero, la sexualidad es el “segundo sistema de diferenciación social”. La sexualidad y la economía son sistemas que generan ganadores y perdedores. La lucha de géneros es otra forma de la lucha de clases. Y hay quienes ganan y pierden en los dos tableros. En el de la conquista del pan y en el de las camas. En el mundo occidental hace poco cada cual se las arreglaba con quién pasar la noche. Pero desde que apareció Internet millones de hombres, mujeres y niños entran a ese universo compensatorio para hacer lo que el muro de la vida real a veces mezquina. Hay quienes piensan que la aparición de este “espacio para las fantasías” que es la Web ha hecho el mundo real más seguro. Sobre todo para los niños y para las mujeres.

Algunos estudios plantean que hay una correlación entre el aumento de la pornografía en línea y la caída de las tasas de violación en Estados Unidos. Pero la otra cara es que muchos hombres que podrían haber regulado con éxito sus impulsos oscuros ahora tienen lo que parece ser una luz verde para convertirse en “abusadores virtuales”. Porque ellos simplemente creen que en Internet están jugando un “rol”. O porque la mujer a la que se le hace una amenaza de violación es suficientemente distante y a un mismo tiempo mucho más real de lo que podría serlo el personaje femenino de una película porno (con la que, de hecho, no tienen ninguna interacción). En 2006 investigadores de la Universidad de Maryland establecieron un grupo de cuentas falsas en línea y con ellas entraron a distintas salas de chat. Las cuentas con nombres de usuarios femeninos recibieron un promedio de 100 mensajes de amenazas con lenguaje sexualmente explícito por día. Las cuentas con nombres masculinos sólo recibieron 3,7 amenazas.

Un blanco móvil
También son potenciales víctimas de violencia cibernética las colectividades nacionales. El 18 de mayo de 2013 el club Maccavi de Tel Aviv le ganó al Real Madrid la Final Cuatro de básquet. Eso desató la furia de españoles que se lanzaron a la Web decididos a hacer apología del Holocausto y a convertir el hashtag #putosjudíos en “Trending Topic”: “Eso en tiempos de Hitler no pasaba” (sic).

A partir de allí se inició una pesquisa judicial contra 17.500 cuentas de Twitter. El caso produjo 23 detenidos y, finalmente, tres twitteros españoles encarcelados. También hace muy poco el gobierno español promovió la elaboración de un proyecto para combatir la “ola de violencia” y el “incentivo al odio” que circula por la Web. En el proyecto se prevén penas de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses a “quienes fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio (…) contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada (…) por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a ideología, religión o creencias (…) sexo, orientación o identidad sexual…”.

Los dirigentes políticos son el gran blanco de los insultos cibernéticos. Para muchos también se debe reparar en la amenaza de cierta “cortesía posmoderna” que puede estar alojada en el corazón de una nueva legislación para Internet. Cortesía muy norteamericana por cierto. Y muy “socialdemócrata”. Es una tendencia que consiste en negarse a emitir cualquier juicio crítico por temor a herir la susceptibilidad del otro. Es una extraña cortesía que propone un paradójico no reconocimiento de la diferencia. Apelar a una coexistencia pacífica en la Web tal vez sería una forma de construir un escenario estéril y homogeneizador, la consideración de que Internet puede ser la isla de una “democracia virtual”, la construcción de un teatro del “como si” (en Internet, en el mundo real). Para los internautas que se identifican con la cultura hacker se debe combatir cualquier intento que pretenda hacer migrar hacia Internet una legislación policial traspolada de la vida real. Por el contrario, todavía se debe empujar a Internet hacia ese horizonte experimental y libertario con los que la Web –y la revuelta política en las calles–, alguna vez soñaron.

Fuente de la noticia>>

Dotan a la Guardia Civil de dispositivos GPS para custodia y vigilancia del Parque Natural

Dotan a la Guardia Civil de dispositivos GPS para custodia y vigilancia del Parque Natural

La función es proteger, prevenir y denunciar hechos ilícitos en los espacios protegidos

El Organismo Autónomo Parques Nacionales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha aportado material a los agentes de la Guardia Civil de Almería (como al resto de España ) por importe de más de 5,5 millones de euros) para la custodia y vigilancia de estos espacios de máxima protección ambiental como es el caso del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. En concreto, según informaron a Diario de Almería fuentes de la Subdelegación del Gobierno, a los efectivos del Seprona y del Servicio Marítimo se les ha dotado de dispositivos GPS para la custodia y vigilancia de parques, montes y reservas cuya titularidad corresponde al Organismo Autónomo del MAGRAMA.

 

Además, Parques Nacionales imparte formación a la Guardia Civil acerca de los temas de su competencia (incendios, toma de muestras de agua, delitos urbanísticos o convenio CITES, entre otros).

 

La colaboración entre Parques Nacionales y Naturales y la Guardia Civil se ha mantenido desde 1988, cuando se puso en marcha el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y comenzaron a vigilar estos espacios de máxima protección medioambiental, aunque se institucionalizó en 1997, con la firma de la Orden Comunicada entre los Ministerios de Medio Ambiente y del Interior.

 

Cinco años después, en 2002, se rubricó un convenio específico entre Parques Nacionales y Naturales, el Seprona y el Servicio Marítimo, ambos de la Benemérita. Esta colaboración es importante para llevar a cabo labores de vigilancia y prevención de hechos ilícitos en los espacios naturales.

Fuente de la noticia>>