Site

La Policía revisará cada 90 días los casos de agresión machista

La Policía revisará cada 90 días los casos de agresión machista

Las cifras de violencia de género hablan por sí solas e indican un repunte de los casos. Hasta el siete de abril de este año se han registrado en España 20 muertes violentas de mujeres a manos de sus parejas o exparejas. Son cinco más que en el año pasado y nueve más que en 2012. De hecho, se trata de la cifra más elevada de la última década (a excepción de 2006 con 23 fallecidas a estas alturas). La preocupación es máxima y ha obligado a los tres ministros con competencias en este asunto a tomar medidas y reforzar los mecanismos legales y jurídicos para proteger a las víctimas y a sus hijos. Los responsables de Interior, Jorge Fernández, Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y Sanidad, Ana Mato, se reunieron ayer en Madrid para cerrar un acuerdo que implique más vigilancia policial, nuevos protocolos de actuación y mayores competencias para los juzgados de Violencia sobre la Mujer.
En cuanto a las medidas policiales, Interior se comprometió a intensificar la prevención revisando periódicamente la valoración del riesgo de las maltratadas, que se divide en cuatro categorías: extremo, alto, medio y bajo, y que conllevan diferente actuaciones de ayuda, ademas de una categoría de riesgo no apreciado.
Así, los 46.000 casos de violencia de género de este último apartado se revisarán con mas asiduidad, pasando de cuatro meses en la actualidad a tres. Se trata de comprobar con mayor fiabilidad que la situación de la víctima no se ha agravado tanto desde su vulnerabilidad como del riesgo que corre. Se da la circunstancia de que entre las 20 víctimas mortales por violencia machista de esta año, cuatro tenían medidas de protección en vigor y en tres casos mas esas protecciones habían cesado en el momento del asesinato.
Además, la revisión del riesgo estará basada en un nuevo cuestionario que, según informaron fuentes de Sanidad «incluirá datos como el rango de discapacidad, si la víctima es menor o tiene mejores a su cargo, su situación laboral y otros factores de vulnerabilidad». Igualmente se establecerá un grupo de trabajo que elaborará planes personalizados para la protección de las víctimas.
Los ministros también acordaron que las mujeres estén informadas, «en todo momento, de la situación carcelaria de su agresor detenido» y de las resoluciones que emitan los juzgados de Vigilancia Penitenciaria.

Más competencias.

En cuanto a las medidas judiciales, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, acordó junto a Fernández Díaz y Mato ampliar las competencias de los juzgados de Violencia sobre la Mujer. De este modo se les asignarán algunos delitos que ahora recaen sobre los tribunales de instrucción, como por ejemplo el delito de quebrantamiento de condena, de alejamiento o de la medida cautelar correspondiente impuesta en casos de agresión machista. También los casos contra la intimidad y el derecho a la propia imagen de la víctima irán a parar a los de Violencia sobre la Mujer.
Otra de las iniciativas será la de obligar a los jueces de estos juzgados a pronunciarse «sobre la pertinencia de adopción de medidas civiles cuando haya hijos menores de por medio, con el fin de procurarles una protección mejor». De esta manera, se trata de conseguir que en estos casos la Justicia sea rápida también a la hora de establecer medidas de urgencia como el pago de la pensión de manutención y la decisión sobre el uso de la vivienda familiar.

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply

You must be logged in to post a comment.